GL
Categoría  Venta online

El oro y el comprador anónimo

25/05/2020

Quienes se acercan por vez primera al mercado del oro tienen muchas preguntas que Golding Life está encantada de responder. Nuestra misión es también la de difundir la cultura del oro, el conocimiento del mercado. Pensamos que las ventajas que nos ofrece deben estar disponibles para todas las personas. Por eso, uno de nuestros trabajos más habituales, y a lo que dedicamos mucho tiempo, es a conversar con inversores que se acercan hasta nosotros en busca de información. En otros países, por ejemplo en Alemania, la cultura del oro como vehículo de inversión y de ahorro está mucho más extendida.

Cuando adquieres un activo financiero como el oro físico, tanto en monedas como en lingotes, es posible que te surja una duda muy importante: ¿Cómo puedo comprar oro de forma anónima y sin complicaciones? La respuesta, antes de entrar en detalles, es que en España es posible comprar oro de forma anónima con las limitaciones que le vamos a explicar.

En este artículo queremos abordar desde Golding Life la regulación de la compra de oro, los requisitos de información que se exigen a los ciudadanos o a las empresas a la hora de invertir en oro. Cada país tiene sus reglas. Por ejemplo, Alemania cambió la suya el pasado 1 de enero de 2020. La cantidad de dinero máxima que se puede invertir en oro sin necesidad de identificación personal, es decir, de forma anónima se rebajó hasta los 2.000 euros.

En España las reglas las establece el regulador, que es el Banco de España. Se pueden consultar en la ventanilla online de información de la web del Banco. Esas normas obligan a identificarse en las operaciones de compra de oro superiores a los 1.000 euros. Por debajo de esa cantidad no es precisa la identificación.

Pero también se puede exigir identificar a los inversores si existe algún indicio de blanqueo de capitales a través de operaciones fraccionadas. Los objetivos los marca la ley española de 2010 contra la financiación del terrorismo y el blanqueo de dinero. La ley europea, a la que se adapta la legislación española tan solo marca unos umbrales mínimos, a partir de los cuales cada estado fija su propia política. La de España es una de las más restrictivas y rigurosas.

Conviene recordar que el oro es, de los metales preciosos, el único que está exento de pagar IVA. Las operaciones de compra y de venta no están grabadas fiscalmente, y eso lo hace muy atractivo para los inversores y los ahorradores. La exigencia para esa exención es que los lingotes deben tener una pureza del 99,5 por ciento, y las monedas del 90 por ciento.

En Golding Life seguimos una política de máxima transparencia con nuestros clientes, de respeto escrupuloso de la ley, y de relación abierta y continua con los inversores y ahorradores que buscan información rigurosa.