GL
Categoría  Inversiones

El oro, inversión al alcance de todos

25/05/2020

El oro se asocia a grandes inversiones. Se piensa, en general, que se trata de una forma de asegurar el ahorro con rentabilidad garantizada para las fortunas. Y no es así. La experiencia de Golding Life lo demuestra.

Es posible comprar en función de los recursos de cada uno. Golding Life tiene entre sus clientes a empresarios que compran cantidades de oro que podríamos considerar importantes. Pero junto a ellos, hay otros que compran pequeñas cantidades de una forma regular. Nos honra tener entre nuestros clientes a pensionistas que nos piden cada mes una moneda de oro. Invierten cada mes menos de 200 euros. Tienen siempre propósitos de dejar a sus nietos un regalo para que puedan cumplir su sueño, por ejemplo, de estudiar una carrera en una buena universidad. Ese ahorro es la puerta de entrada a las grandes ilusiones.

La oferta de Golding Life
Golding Life ofrece a sus clientes lingotes con un peso que va desde un gramo a un kilo de oro. Y entre esos dos tamaños hay una gran variedad de posibilidades que se adaptan al momento y las capacidades de todos los clientes: 2,5 gramos, 5 gramos, 10, 20, 1 onza, 50 gramos, 100, 250 gramos y medio kilo.

Los de menos de 100 gramos se suelen presentar en formato acuñado y los que superan este peso, fundidos. Los de 100 gramos se ofrecen en ambas modalidades. Examine esta oferta variada y ahora pregúntese si su idea previa se sostiene. Realmente, comprar oro está al alcance de todas las economías, no es un mercado para unos pocos, al contrario.

Una vez eliminado ese prejuicio, vamos a ver cómo hay otras muchas razones para invertir en oro, razones que son interesantes para todas las economías. El oro es un metal que dispone de una liquidez inmediata, y que se revaloriza a lo largo del tiempo. Es además una divisa internacional: se puede convertir en liquidez inmediata en cualquier lugar del mundo.

Hablan los clientes de Golding Life
Invertir en oro es también una forma de diversificar nuestro ahorro, y por tanto una manera de protegerlo. El oro ofrece máxima seguridad. Lo dicen nuestros clientes. Sirve como muestra el ejemplo de un empresario, dueño en una mediana empresa que en un correo reciente nos decía esto: “los primeros días de situación de alarma en España tuvimos una situación delicada. Había falta de liquidez, una gran confusión y los créditos que anunció el gobierno tardaron mucho tiempo en estar disponibles. Pasamos una situación muy complicada, sobre todo para las nóminas de marzo. Los depósitos en acciones habían bajado mucho por el impacto, y no convenía vender con grandes pérdidas. Gracias a que teníamos una parte de nuestros ahorros corporativos en oro pudimos salir del apuro sin endeudarnos”.

Pero además el oro tiene una gran ventaja fiscal. Esta consiste en que la compra de oro no está gravada con el Impuesto de valor añadido, el IVA. A partir de 2 gramos, siempre que el oro tenga una pureza superior al 95,5% en el caso de los lingotes y del 90% en el de las monedas, no paga IVA. Esa pureza está más que garantizada en los lingotes y monedas de Golding Life.