GL
Categoría  Venta online

Así es el cliente de Golding Life

25/05/2020

El comercio electrónico, el comercio online ha crecido en los últimos meses de una forma exponencial. La pandemia no ha hecho más que acelerar ese crecimiento hasta el punto de que es una opinión común que tanto el teletrabajo como la compra online han dado un salto de gigante en esta crisis.

Nuestras ventas online han crecido al mismo ritmo que el sector. En 2019 el aumento fue de un 40 por ciento. Y los primeros meses de 2020 han acentuado ese ritmo. En Golding Life, en nuestro equipo directivo, reunimos expertos en el mercado del oro y en el comercio online. Pero tenemos siempre un acento muy especial, un cuidado muy exquisito por distinguirnos de otras ofertas por nuestro trato personal con los clientes. Por eso somos capaces de ofrecer un perfil muy detallado de cómo son los clientes de Golding Life.

Debemos empezar por afirmar que su perfil es muy variado. El grupo más numeroso tiene edades comprendidas entre los 35 y los 45 años. Son años de estabilidad para las personas: su desarrollo profesional está por lo general en un punto alto, y tienen capacidad de ahorro. Pero son también personas que empiezan a pensar muy seriamente en el largo plazo, en diversificar sus inversiones. Como dice uno de nuestros clientes que está en ese grupo: «cuando era joven miraba el oro como un mental para adornar relojes, como un símbolo del lujo y la excelencia, pero a medida que me he hecho mayor, para mi tiene un valor de ahorro pensado en el largo plazo, y sobre todo un seguro ante la incertidumbre, que en la vida es algo que siempre te puede sorprender. Prefiero que me sorprenda con un ahorro que ha ganado valor durante los años. Me siento más tranquilo».

Ese punto de vista es algo común en este grupo. Buscan seguridad y rentabilidad, y son inversores que en su mayoría conocen el mercado del oro, han leído sobre las ventajas de este tipo de inversión, conocen los precios y las distintas modalidades de compra. Son por tanto clientes que tienen muy clara su opción por el oro. Entre ellos abundan los empresarios (un 45 por ciento) pero ha crecido el número de inversores que tienen un perfil profesional alto y que cuidan sus planes de futuro. Se trata de un inversor que está muy acostumbrado a la compra online, por comodidad y agilidad, pero que también reclama una atención personalizada y busca el asesoramiento de los expertos de Golding Life. Se trata de una compra que, aunque se haga a través de un ordenador, de una tableta o de un teléfono inteligente, es una compra meditada y reflexionada, como corresponde a todas aquellas compras que hacemos pensando en el largo plazo.

Pero la experiencia de Golding Life nos dice que, a la vez que se afianza y crece ese grupo, hay otro que crece. Se trata de jóvenes de entre 25 y 30 años, que dedican, cada mes, una media de 400 euros de sus ahorros a invertir en lingotes de oro físico. Este es un comprador más joven que el inversor tradicional, y es muy consciente de que está poniendo sus ahorros en un metal que supone un valor refugio para tiempos de crisis.

Jorge, uno de los clientes de Golding Life, tiene 32 años. Se licenció en Económicas y ha trabajado en varias consultoras internacionales: «destino una parte de mi nómina, todos los meses, a la compra de oro. Invierto también en la bolsa, pero soy muy consciente de que hay una parte de mi sueldo con la que puedo asumir riesgos, pero un porcentaje debe ir a lo seguro. Es la forma de garantizarme una rentabilidad aunque el mercado de renta variable vaya mal».

Otro de nuestros clientes, Víctor, es un joven abogado que ve cómo en su entorno la cultura de inversión en oro aumenta: «todavía no está tan arraigada como en otros países, en Estados Unidos, o en el norte de Europa. Yo lo sé porque tengo clientes internacionales que se sorprenden de esto. Para ellos la inversión en oro es algo muy extendido en sus países. Ahora bien, yo veo un interés creciente, sobre todo desde la crisis del 2008. La gente aprendió que tienes que tener una seguridad básica cubierta y eso solo te lo da el oro. Esa crisis, que fue dura, fue una gran lección para todos».

A todos ellos, jóvenes y no tan jóvenes, Golding Life les ofrece un modo de inversión flexible, una seguridad y una garantía rigurosas y un asesoramiento personal y permanente.